Canción actual

Título

Artista

Background

LOS PACIENTES CERO.

Escrito por el 6 marzo 2019

BIPOLARIDAD DEMOCRATICA: En un planeta atontado los «listos» actúan como emperadores, mientras los «tontos» nos peleamos por «banderitas».

Sus síntomas los experimentan quienes tiran de los hilos agotando el planeta a su antojo, pero la enfermedad  y todas sus secuelas las padecemos todas nosotras, las personas de a pie.

Ellos son los pacientes cero. Expanden la cepa de su crispación, inoculan el miedo y nos contagian con fake news, de eso no hay duda. Pero nosotras, las personas de a pie, también somos responsables cuando les compramos sus discursos, les votamos en las elecciones y terminamos entregándoles nuestra confianza para que perpetúen sus desgobiernos. O cuando miramos para otro lado como si la cosa no fuera con nos…

Mientras tanto seguimos creyendo todo lo que nos cuentan, terminamos multiplicando sus bulos y nos abstraemos en esas redes manipuladas por los mismos titiriteros Kamikaze que arrastran al mundo a una confrontación constante. Echando una mirada rápida no fácil encontrar región o país del planeta que se libre de una guerra o conflicto, que no padezca pobreza  o enfermedades, o donde las desigualdades sean cosas del pasado. Tampoco vamos a  encontrar en ninguna parte un Edén ideal donde no haya violencia. Más bien todo lo contrario.

Han logrado instalar a nivel mundial un ambiente de preguerra, brabucón, de matoneo y cada día gana adeptos, De este “movimiento global” que se erigen como “líderes” unos auténticos  inútiles. Multimillonarios sociópatas, ex espías mafiosos con licencia para matar, depredadores sexuales parapetados en matrimonios modélicos, autócratas que van de caudillos pero matan de hambre y “plomonía” a su pueblo, o nostálgicos del caudillismo veneran una momia y sueñan con un biopic.

Hay todo tipo de lacras tan terribles, tantas, que cuando nos topamos de frente con las cooperativas de corruptos de los partidos y en los gobiernos, hasta nos alegramos y terminamos agradeciéndoles porque todavía creemos que son el mal menor. Llegando a argumentar algunos que si nos han de robar y engañar que lo hagan “los nuestros” como si eso fuera menos peor.

Los titiriteros nos han contagiado su bipolaridad democrática pero todavía podemos encontrar la cura: Recuperado el sentido crítico, haciéndonos responsables de las decisiones que tomamos y de los efectos que sobre todas nosotras, las personas de  a pie, terminan causando. Solo así podremos librarnos del virus global que amenaza pandemia… La deshumanización.

Etiquetado como: